La historia sigue a Alonso Quijano, un hidalgo envejecido que enloquece después de leer demasiados libros de caballerías y decide reinventarse como "Don Quijote." Convencido de que es un caballero andante destinado a corregir las injusticias del mundo, se arma con una armadura anticuada y se hace llamar "Don Quijote de la Mancha." Acompañado de su fiel escudero, Sancho Panza, comienza una serie de aventuras absurdas y delirantes. Don Quijote confunde molinos de viento con gigantes malignos, posadas comunes con castillos y campesinos locales con nobles de la corte. Su locura es una lucha idealista por la justicia en un mundo que lo considera un loco. La obra se burla de las convenciones literarias de la época y critica las novelas de caballerías que habían alcanzado gran popularidad. A lo largo de la novela, los personajes encuentran y entablan relaciones con otros personajes que también han sido influenciados por la locura de Don Quijote, lo que da lugar a situaciones cómicas y trágicas. La obra es una exploración profunda de la locura, la realidad y la fantasía, y desafía las nociones tradicionales de la literatura y la cordura. "Don Quijote de la Mancha" es considerada una de las obras literarias más importantes de la historia y una obra maestra de la literatura española. A través de las aventuras de Don Quijote y Sancho Panza, Cervantes ofrece una sátira aguda de la sociedad de su época y una reflexión sobre la naturaleza de la locura y la imaginación.