Cómo matar a un ruiseñor" es una novela escrita por Harper Lee, ambientada en la década de 1930 en el ficticio pueblo sureño de Maycomb, Alabama. La historia está narrada desde la perspectiva de Jean Louise Finch, conocida como Scout, una niña inteligente y curiosa. La trama se centra en el juicio de Tom Robinson, un hombre afroamericano acusado injustamente de violar a una mujer blanca. A través de los ojos de Scout, vemos cómo su padre, Atticus Finch, un abogado con principios y defensor de la justicia, asume la tarea de representar a Tom en el juicio, a pesar de la hostilidad y discriminación racial existente en la sociedad. La novela explora temas como el racismo, la injusticia, la educación, la inocencia y la pérdida de la inocencia. Scout y su hermano Jem se enfrentan a situaciones difíciles mientras aprenden lecciones sobre empatía, tolerancia y la importancia de ver más allá de las apariencias y prejuicios.